Certificado de eficiencia energética 

Certificado de eficiencia energética 

 

Como hemos hablado en otros posts, a nivel de vivienda son necesarios una serie de certificados entre los que se encuentra el certificado de eficiencia energética.  

 

Este documento se puede definir como la cantidad de electricidad requerida por el inmueble a lo largo del año. 

 

 

¿Qué viviendas requerirán de este certificado de eficiencia energética? 

 

En el Real Decreto 235/2013 se afirma que este documento es obligatorio en inmuebles de nueva construcción, los que se encuentren en venta o alquiler, o si van a tener un nuevo inquilino pero no disponen de este certificado.   

 

También es obligatorio para para inmuebles cuyo dueño sea una entidad pública y su tamaño sea mayor a 250 metros y con uso regular. 

 

 

¿Quién puede emitir este tipo de certificado? 

 

Para que el certificado de eficiencia energética sea “legal” debe ser emitido por un profesional certificado. Según el Real Decreto anteriormente mencionado, este profesional debe poder a redactar proyectos, dirigir y ejecutar obras y disponer de conocimientos sobre edificación. 

 

Ese Real Decreto afirma que, más allá de esos profesionales, los que se incluyan en una lista de acreditación también lo pueden emitir. Entre estos se incluyen arquitectos, arquitectos técnicos o aparejadores, cualquiera que posea la titulación de ingeniero aeronáutico, agrónomo, de caminos, canales y puertos, industrial, de minas, de montes, naval y oceánico, de telecomunicaciones, a su vez, si tienen el título de ingeniero técnico aeronáutico, agrícola, forestal, industrial, de minas, naval, de obras públicas, de telecomunicación y topógrafo,o el de  el ingeniero químico. 

 

 

¿Qué hago con el certificado de eficiencia energética? 

 

La validez de este documento se inicia cuando el técnico da el visto bueno. Una vez emitido, el propietario debe hacérselo llegar a la autoridad competente y ser incluido en el registro de las certificaciones.  

 

El registro en éste último paso requiere de la información de aquella persona que se va a hacer cargo del inmueble, ya sea por compra o alquiler.  

 

¿Existen sanciones por no tenerlo? 

 

Sí, existen multa cuyo coste depende de la gravedad de la infracción. En la Disposición Tercera de la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas están catalogadas las diferentes infracciones, que pueden ser leves, graves o muy graves y que van de los trescientos a los seis mil euros.  

 

 

¿En qué casos no es necesario? 

 

Para habitaciones rurales, hoteles o espacios de eventos no es requerido, ya que no están incluidos en la ley de Arrendamientos Urbanos. 

 

Para alquileres vacacionales, ¿es necesario este certificado? 

 

En el Real Decreto anteriormente citado se excluyen de la obligación los edificios o partes de edificios existentes de viviendas que vayan a ser usados por menos de cuatro meses o por tiempo limitado, con un consumo de energía que sea menos de una cuarta parte del consumo que conllevaría su uso durante todo el año.  Por ello, para un alquiler vacacional no es requerido. 

 

¿Es para siempre el certificado? 

 

Este certificado tiene una validez de diez años. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *