La llegada del 5G 

La llegada del 5G 

 

El 4G aún no está presente en todo nuestro país, pero la tecnología sigue desarrollándose con el nuevo 5G. Si bien es cierto que España ha sido de los útlimos países en incluir este tipo de tecnología, de la mano de Vodafone ya se ha realizado la primera llamada mediante 5G. 

 

Por otro lado, la empresa británica realizó esta primera llamada, pero es Movistar quien está llevando a cabo grandes esfuerzos para que el 5G llegue a todo el territorio. 

 

 

¿Qué es el 5G? 

 

Es la quinta generación de las tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica. Está dividida en dos tipos: 

 

  • Non Standalone: Aún no permite realizar operaciones autónomas, por lo que aún son necesarias las redes del 4G para la comunicación con servidores o antenas. Son sistemas económicos de transición hacia la tecnología 5G. 
  • Standalone: Si permiten la actuación autónoma con la velocidad y características del 5G. 

 

 

Diferencias entre el 4G y el 5G 

 

Funcionamiento 

 

El 5G va a necesitar nuevas frecuencias y, por ende, requerirá de la adaptación de frecuencias y canales de la Televisión Digital Terrestre, lo cual ya sucedió con el 4G. Ésta tecnología se colocó en aquellas frecuencias inferiores a 6 GHz y el 5G se asentará en las más altas. Cuanto mayor sea la frecuencia, mayor será la velocidad.  

 

Esto provocará una menor saturación de datos y una mayor demanda de ancho de banda, reduciendo también las interferencias. Esto permitirá una mayor eficiencia energética del 5G.  

 

El 5G usará una longitud de onda más corta, con antenas de menos tamaño que permitirá un soporte a una mayor cantidad de gente que el 4G. Además, es capaz de adaptar la potencia al tipo de datos que se vaya a usar.  

 

 

 

Velocidad 

 

Es la mejor ventaja del nuevo 5G. Las frecuencias a usar son las que posibilitarán una velocidad más elevada, hasta veinte veces mayor, siendo la velocidad de descarga del 5G de 20 Gb por segundo y la del 4G, de uno. 

 

 

Funciones 

 

Las funciones serán las mismas, aunque con mayores ventajas como hemos comentado. La principal será la velocidad.  

 

Otra de las grandes ventajas será la disminución de la latencia, que consiste en el tiempo que tarda en transmitirse un conjunto de datos. Cuanto menor es la latencia, menor será dicho tiempo.  

 

 

Eficiencia energética 

 

Como hemos comentado, el 5G es más eficiente energéticamente hablando, ya que el consumo de energía se reducirá en un noventa por ciento. Esto es bueno para el medioambiente, pero también para nuestros aparatos, ya que las baterías durarán más.  

 

La disponibilidad de este tipo de redes será del 99,9999%, la cobertura del 100% y se espera que la duración de la batería en los dispositivos IoT alcance hasta los 10 años. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *