Dodgers y Boston se colocan a una victoria de pasar a la Serie Mundial

Los Ángeles (EE.UU.). El abridor Clayton Kershaw trabajó siete episodios completos y el bateador emergente cubano Yasiel Puig remolcó la carrera de la ventaja de los Dodgers, que superaron por 5-2 a los Cerveceros de Milwaukee y quedaron a un triunfo de conseguir el boleto a la Serie Mundial.

Con esta victoria, los Dodgers pusieron marca de 3-2 en la serie
por el título de la Liga Nacional que se juega al mejor de siete, por lo que una más les dará el derecho de disputar el Clásico de Otoño.

Los Dodgers no han logrado viajes consecutivos a la Serie Mundial desde que perdieron contra los Yanquis de Nueva York en 1977 y 1978.

Kershaw (1-1) trabajó siete entradas completas, permitió tres imparables, una carrera, regaló dos pasaportes y ponchó a nueve bateadores. En el sexto episodio, Puig conectó sencillo a lo profundo del jardín central y empujó a la registradora al parador en corto Manny Machado, que logró la anotación de la ventaja.

El cubano pegó perfecto las dos veces en que viajó a la caja de bateo y remolcó la carrera de la victoria, su primera impulsada en lo que va de postemporada.

Los Cerveceros, que con una derrota más quedarán eliminados, perdieron con su relevo Brandon Woodruff (1-1) en cinco episodios y un tercio, aceptó castigo de cinco imparables y tres carreras.

Boston gana juego cerrado

En Houston, Andrew Benintendi realizó una fenomenal atrapada con un batazo de Alex Bregman con las bases llenas en el cierre del noveno y los Medias Rojas derrotaron 8-6 a los Astros de Houston para colocarse a una victoria de pasar a la Serie Mundial.

Craig Kimbrell logró un salvamento de seis outs para Boston, pero volvió a hacerlo con categoría de susto. Entró en el octavo con el juego 8-5, permitió una vuelta en ese episodio y el noveno llenó las bases. La defensa de Boston, que ayer recibió aportes de Mookie Betts, volvió a decir presente con la gran jugada de Benintendi ante un batazo que si picaba al menos se empataba el partido.

Jackie Bradley Jr. volvió a dejarse sentir con el madero al conectar un cuadrangular que le dio la ventaja 6-5 a Boston en el sexto. Los Medias Rojas perdían 5-4 hasta ese palo del patrullero de Boston, que en el partido anterior sacudió un cuadrangular con las bases llenas.

El dominicano Rafael Devers se fue de 5-1 con dos remolcadas para los Medias Rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *