Núñez se vistió de héroe como emergente

El jardinero Andrew Benintendi conectó ayer cuatro hits y el dominicano Eduardo Núñez bateó un jonrón de tres carreras como emergente en la séptima entrada para que los Medias Rojas de Boston vencieran 8-4 a los Dodgers de Los Ángeles, en el Fenway Park, en el primer partido de la Serie Mundial de Grandes Ligas.

Benintendi bateó de 5-4 con un doble, tres anotadas y una impulsada, mientras que Núñez se fue 1-1 con su primer jonrón de postemporada y tres remolques. El designado cubano J.D. Martínez conectó doble y sencillo y empujó dos y el jardinero Mookie Betts anotó dos veces.

El jonrón de Núñez, que salió con una velocidad de 106.8 millas por hora (el más rápido para Núñez en dos años) fue el cuarto de un emergente de los Medias Rojas en una Serie Mundial y el primero desde los dos de Bobby Kielty en 2007. Mientras que Benintendi es el tercer jugador de Boston con cuatro hits en un encuentro de la gran final del béisbol, y el primero desde Jacoby Ellsbury (Juego 3 del 2007). Por los Dodgers, el torpedero dominicano Manny Machado bateó de 3-1 con tres carreras impulsadas.

El promocionado duelo de los grandes zurdos Chris Sale y Clayton Kershaw terminó en una guerra de batazos mientras ambos permanecieron en el montículo. Sale permitió tres carreras y cinco hits, otorgó dos boletos y ponchó siete bateadores en cuatro entradas. Kershaw fue atacado con siete hits, cinco carreras, boleó tres y abanicó a cinco en cuatro actos.

Sale solamente ha lanzado cinco entradas en un juego en una ocasión desde el 12 de agosto y fue en las Series Divisionales contra los Yanquis de Nueva York, cuando permaneció en la lomita por 5.1 innings el 5 de octubre. Kershaw falló en cruzar el ecuador del partido por segunda ocasión en cuatro aperturas en la actual postemporada y tuvo su octava salida de cinco carreras en postemporada, quebrando el empate que tenía en primer lugar con Tom Glavine y Andy Pettitte (siete cada uno).

El segundo encuentro entre Medias Rojas y Dodgers se jugará hoy. Los zurdos Hyun-Jin Ryu y David Price subirán al montículo. En la única otra ocasión en que esta dos históricas franquicias se midieron en el clásico de otoño, en 1916, los Medias Rojas ganaron el campeonato en cinco partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *