Audiencia judicial contra Keiko Fujimori y seguidores se desarrolla por quinto día

Audiencia judicial contra Keiko Fujimori y seguidores se desarrolla por quinto día

El juez Richard Carhuancho debe resolver si acoge lapetición de la fiscalía de otorgarle prisión preventiva por 36 meses a la hija del ex Presidente Alberto Fujimori.

LIMA.- La audiencia judicial en la que se debate una solicitud de prisión preventiva durante 36 meses contra la líder opositora peruana Keiko Fujimori y otras diez personas, continuó hoy en su quinta jornada, con la acusación contra el ex ministro fujimorista Jaime Yoshiyama. Ante el tribunal que dirige el juez Richard Carhuancho, el fiscal José Domingo Pérez reinició los alegatos suspendidos el sábado pasado con la solicitud en contra de Yoshiyama, lo que fue replicado por el abogado del investigado, Humberto Abanto. 

Después de que Abanto asegurara que los directivos de la constructora brasileña Odebrecht habían dado testimonios falsos y que son “fariseos de la lucha anticorrupción”, el fiscal recordó que el abogado está siendo investigado por su participación en unos dictámenes que favorecieron a esa empresa.

Pérez consideró que “hay un grave conflicto de intereses” en la defensa de Abanto y lo acusó de querer “desacreditar el testimonio” de los directivos de Odebrecht “porque saben lo que se viene”. El abogado, en cambio, lo acusó de enfilar su artillería contra el partido fujimorista Fuerza Popular y de no haber hecho lo mismo en otra investigación a su cargo que implica al Ministerio de Economía, donde supuestamente trabaja su señora.

Tras el intenso intercambio de fundamentos legales y, luego, de ataques personales, el juez Carhuancho dio un intermedio para comer y descansar, e informó que la sesión continuará a las 15:00 horas locales (20.00 GMT). Al salir del tribunal, Keiko Fujimori declaró a los periodistas que “esta audiencia ha sido fundamental”, porque ha permitido al abogado de Yoshiyama, quien fue ministro del régimen de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), contradecir con documentos “los dichos” del ex apoderado de Odebrecht en Perú, Jorge Barata. “Por lo tanto este caso se cae”, sostuvo antes de agregar que también le “parece gravísimo” la denuncia de Abanto “con referencia a la actuación del fiscal Pérez en un caso que involucra a este Gobierno”. Abanto anunció, por su parte, que Yoshiyama, quien está en Estados Unidos desde antes del inicio de esta audiencia, regresará “después del 20 de noviembre” a Perú.

Tras haber dedicado los dos primeros días a la solicitud del fiscal a Keiko Fujimori, el juez ha escuchado durante las tres siguientes jornadas los argumentos del fiscal y la defensa sobre el abogado y empresario Vicente Silva Checa, el asesor fujimorista Pier Figari y, ahora, sobre Yoshiyama.

La petición de prisión preventiva fue solicitada por el fiscal Pérez, quien investiga a la cúpula de Fuerza Popular por presuntamente formar una organización criminal que lavó activos en la financiación irregular de la campaña de Keiko para las elecciones presidenciales de 2011. Entre el dinero ocultado puede estar el millón de dólares que Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Fujimori en sendas partidas de 500.000 dólares que tuvieron como receptores a los ex ministros fujimoristas Yoshiyama y Augusto Bedoya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *