Desclasificado: La actividad solar detonó decenas de minas de EE.UU. durante la guerra de Vietnam

Desclasificado: La actividad solar detonó decenas de minas de EE.UU. durante la guerra de Vietnam

Un informe recientemente desclasificado ha explicado la extraña detonación sufrida por decenas de minas marinas colocadas por EE.UU. durante la guerra de Vietnam, informa Science Alert.

El suceso tuvo lugar el 4 de agosto de 1972, cuando la tripulación de un avión estadounidense sobrevolaba unas aguas minadas alrededor de la isla norvietnamita de Hon La. Entonces, los militares observaron cómo en cuestión de segundos se detonaron inesperadamente cerca de 25 minas.

Los artefactos explosivos habían sido colocados por los norteamericanos en el marco de la campaña militar ‘Pocket Money’, lanzada en 1972 contra los principales puertos de Vietnam del Norte. Las minas contaban con una autodestrucción programada, pero no tenían que autoexplosionarse antes del inicio del mes de septiembre.

Aquella inexplicable explosión masiva semanas antes de lo programado motivó la apertura de una investigación por parte de la Marina estadounidense, cuyos resultados han sido desclasificados recientemente.

El reporte desclasificado detalla que muchas de las minas dependían de la influencia magnética, es decir, que fueron diseñadas para detonar al detectar cambios en el campo magnético, por lo que se sugería que la explosión podría estar relacionada con unas “perturbaciones magnéticas de las tormentas solares”.

Ahora, una nueva investigación ha comparado los resultados del reporte con los datos de la actividad solar de aquella época. El trabajo señala que la explosión de las minas coincidió en el tiempo con un brote de actividad solar que se registró a principios de agosto del 1972.

En aquel entonces, la región solar denominada MR 11976 emitió una serie de intensas erupciones, lanzando eyecciones de masa coronal y nubes de partículas cargadas que viajaron a la Tierra a velocidades cercanas a la de la luz.

La actividad solar de principios de agosto alcanzó su punto máximo cuando una llamarada de clase X producida a las 06:21 (horario universal) lanzó, precisamente el 4 de agosto de 1972, una eyección de masa coronal ultrarrápida, que alcanzó nuestro planeta en un tiempo récord de 14,6 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *