Reconstruyen el rostro del hombre de Cromañón y descubren que sufría de una dolencia genética

Reconstruyen el rostro del hombre de Cromañón y descubren que sufría de una dolencia genética

El reconocido médico forense Philippe Charlier realizó con su equipo una reconstrucción realista de la cara, obteniendo como resultado un rostro cubierto de tumores y nódulos.

En el marco del 150.° aniversario del descubrimiento de los restos óseos del famoso hombre de Cromañón, un grupo de científicos franceses logró reconstruir su rostro y diagnosticar una enfermedad que probablemente habría sufrido. Así lo reveló un estudio publicado este viernes en la revista médica Lancet.

Con cerca de 28.000 años de antigüedad, el esqueleto de este Homo sapiens fue descubierto en 1868 en la cueva de Les Eyzies, en Francia. Su cráneo, que hoy en día se encuentra en el Museo del Hombre en París, fue reexaminado por un equipo de paleontólogos y antropólogos a cargo del reconocido médico forense Philippe Charlier.

El equipo de expertos llevó a cabo exámenes antropológicos y médicos con la ayuda de un microescáner. Luego, comparó los datos con varias colecciones anatómicas y patológicas que les permitieron determinar que el cráneo del Cromañón tenía una lesión en la frente que correspondía a un neurofibroma, que le habría erosionado el hueso.

NFTumor@NFTumor
 
 

The scarred face of ancient man: Incredible reconstruction of a 28000-year-old Homo sapien… https://goo.gl/fb/1Jwuhe 

The scarred face of Cro-Magnon man revealed

The skeleton of Cro-Magnon 1, a male Homo sapiens dating back 28,000 years, was discovered in 1868 in the Eyzies cave in France’s southwestern Dordogne region.

dailymail.co.uk

Twitter Ads info and privacy
 

“Hicimos una propuesta para el diagnóstico: sufría de neurofibromatosis tipo 1 (…) Su conducto auditivo interno izquierdo también resultaba dañado, presumiblemente por un tumor”, señaló Charlier para AFP.

La neurofibromatosis es una enfermedad genética que provoca el desarrollo de tumores benignos en el sistema nervioso, tanto superficiales como profundos, así como la aparición de manchas o áreas de pigmentación en la piel.

Con base en el diagnóstico y la patología, Charlier y su equipo realizó una reconstrucción forense realista de la cara. Como resultado, se obtuvo un rostro cubierto de tumores, entre ellos, uno grande en la frente, y la presencia de pequeños nódulos, agrupados particularmente alrededor de la boca, la nariz y los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *