En barrios del DN pocas personas sintonizaron el discurso

En barrios del DN pocas personas sintonizaron el discurso

SANTO DOMINGO, RD.- El discurso de Rendición de Cuentas del presidente Danilo Medina no llamó la atención de las barriadas populares de la Capital, lo que rompe con una tradición de años en la República Dominicana.

De 10:30 de la mañana a 12:30 del mediodía de ayer, cuando el jefe de Estado se dirigía a la Nación, residentes de sectores populosos del Distrito Nacional como Villa Juana, Capotillo, Gualey, Espaillat, 24 de Abril, Cristo Rey, La Ciénaga y Los Guandules realizaban distintas actividades de ocio.

La explicación más frecuente a la pregunta ¿por qué no sintonizó el discurso presidencial? fue la siguiente: “no queremos escuchar más mentiras”.

Roberto García fue uno de los tantos ciudadanos que no encontró motivos para escuchar la Rendición de Cuentas número seis del presidente Medina. Cuenta que perdió la esperanza que mantenía en años pasados.

García, actualmente desempleado, reveló que el día en que se hizo pública la reelección del mandatario, justo en ese momento dejó de interesarle lo que pueda decir el Presidente.

 Aunque no estuvo frente al televisor, consideró que Medina debió abordar temas que a su juicio tocan directamente a la ciudadanía como son la corrupción y la delincuencia.

“Con el tiempo que él tiene hablando mentira, la gente no se ocupa en perder su tiempo, porque es una persona en la que ya no se puede creer. Él habla que más de un millón de personas han salido de la pobreza, pero creo que de la pobreza han salido ellos, porque nosotros aquí seguimos igual”, consideró.

El joven Arón Delgado, también desempleado, tampoco escuchó el discurso del Jefe de Estado, de quien dice sentirse decepcionado.

“La juventud lo que para es vagueando y la Dirección (Control de Drogas) lo que está es llevándose al que no brega con nada. Aquí no hay ni primera ni segunda oportunidad para nadie”, sostuvo el residente en Cristo Rey.

En tanto, Juan Hinojosa sintonizó los primeros minutos de la alocución presidencial, acción que interrumpió para conversar con sus amigos, porque está convencido de que se trataba de “más de lo mismo”.

“No me interesó oírlo, porque sé que iba a decir lo mismo. Nada más habla de las cosas positivas que ha hecho, pero de las negativas no habla”, opinó.

Jordan Mercedes fue de los pocos que vio la Rendición de Cuentas del Presidente, acto que no llenó sus expectativas. “Me siento muy disconforme, porque no se asimila con las promesas de campaña que él ha hecho. Prometió que a estas alturas del juego los hospitales iban a estar listos y no lo están”, cuestionó. Además consideró que el mandatario no fue contundente al mencionar las acciones para frenar la entrada ilegal de nacionales haitianos a la República Dominicana.

Gente pendiente en Domingo Savio

Algunos residentes de Los Guandules y La Ciénaga sintonizaron el mensaje del presidente con la expectativa de escuchar algo esperanzador del proyecto de transformación urbana “Nuevo Domingo Savio”, pero el tema no estuvo en el discurso.

Estela Hernández se mantuvo entusiasmada frente al televisor instalado en un colmado de Los Guandules. El comerciante Manolo Ramírez también estuvo pendiente a lo que pudiera decir el mandatario acerca del proyecto que tanto anunció el Gobierno.

Ambiente en la ciudad en Día de la Independencia

La ciudad descansó ayer de los agobiantes tapones y la contaminación que generan las actividades industriales y comerciales. La agitada faena de un martes de trabajo en los barrios del Distrito Nacional fue cambiada por un ambiente festivo, donde no faltó el juego de dominó y la bebentina. En honor al Día de la Independencia Nacional, la bandera dominicana fue colocada en muchos hogares y negocios de la ciudad de Santo Domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *