Vivir con hipertensión arterial

Vivir con hipertensión arterial

Un diagnóstico inicial de presión sanguínea elevada puede ser desconcertante. Preparamos una guía sobre cómo debes vivir con hipertensión arterial.
Vivir con hipertensión arterial

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 1,28 mil millones de personas entre 30 y 79 años padece de presión arterial alta. De todos ellos, en torno al 46 % ignora su diagnóstico. Luego de que un especialista cualificado ha determinado la condición, tienes que incluir una serie de cambios en tu vida. Te enseñamos qué hacer para vivir con hipertensión arterial.

En general, controlar la presión arterial es posible de la mano de un especialista. Existen muchas cosas que puedes hacer a tu favor y, si sigues las indicaciones, puedes llevar una vida normal. Al hacerlo reduces las complicaciones asociadas con esta condición, como lo son la insuficiencia cardíaca y los infartos del miocardio (entre otros).

¿Cómo vivir con hipertensión arterial?

Como bien señala Harvard Health Publishing, aceptar el diagnóstico de la hipertensión arterial depende de muchas variables. La presencia de síntomas que apuntan a la condición, la gravedad del diagnóstico y la naturaleza de sus causas son las más importantes. En efecto, a muchas personas les cuesta aceptar que padecen de presión arterial alta.

Algunas veces se diagnostica de hipertensión a personas que mantienen una dieta saludable, hacen ejercicio y controlan su ingesta de sal. Es muy importante asimilar las consecuencias de una presión arterial elevada, los riesgos de no controlarla y los beneficios de mantener el esquema de medicamentos asignados.

En este espacio damos por hecho que estás siguiendo la medicación asignada por tu doctor. Esto es vital al momento de vivir con hipertensión arterial, ya que a pesar de que los cambios en el estilo de vida son importantes; los fármacos son una opción muy efectiva. Dicho esto, te dejamos con algunos consejos para vivir con hipertensión arterial.

Mantén un peso saludable

Vivir con hipertensión arterial implica mantener un buen peso
Existe una relación muy importante entre el aumento de peso y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Controlar el tejido graso siempre es conveniente.

Los investigadores están de acuerdo en que el sobrepeso y la obesidad son dos condicionantes para padecer de una presión sanguínea elevada. Si has sido diagnosticado con la condición debes asegurarte de mantener tu peso o, en caso de que el médico así lo sugiera, bajar los kilos que tienes de más. Conoce más de esta relación en nuestro artículo sobre sobrepeso e hipertensión.

Reduce la ingesta de tabaco y alcohol

Los estudios y las investigaciones han encontrado una relación entre un consumo excesivo de alcohol y tabaco y un aumento de la presión arterial. Por tanto, para compaginar tu condición con el estilo de vida debes reducir su consumo al mínimo. De ser posible, eliminarlo por completo. Recuerda que esto reportará otros beneficios a tu organismo y salud en general.

Reduce la ingesta de sodio

El cuerpo requiere un poco de sodio para funcionar correctamente. De acuerdo con los Center for Disease Control and Prevention (CDC), su consumo debe ser de unos 2300 miligramos al día. Este valor se aplica para el que se encuentra en los alimentos procesados, las comidas que ingieres afuera y aquello que preparas en casa. Reducir su consumo es parte importante de vivir con hipertensión arterial.

Haz ejercicio de manera regular

Existe evidencia irrefutable de que el ejercicio es bueno para las personas hipertensas. No solo te permite controlar la condición, sino también a bajar de peso o mantenerlo. De preferencia debes probar con el ejercicio aeróbico, aunque cualquier tipo será beneficioso para ti. Te dejamos con 5 ejercicios que puedes incluir a tu rutina.

Evita las situaciones de estrés

Los cambios emocionales bruscos también tienen un impacto negativo en el control de la presión arterial alta. Los expertos han encontrado una relación directa, de manera que controlar tus episodios de estrés, ansiedad y tensión es una parte complementaria del tratamiento principal. No dejes de buscar ayuda si crees que tus estados emocionales pueden perjudicar tu presión sanguínea.

Mantén un régimen alimenticio equilibrado

Vivir con hipertensión arterial implica manejar la dieta
La conocida frase de “somos lo que comemos” es muy cierta en el contexto de la hipertensión arterial. Una dieta saludable siempre será beneficiosa.

Por último, la dieta es otro de los componentes imprescindibles para vivir con hipertensión arterial. Ya te hemos apuntado que debes reducir la ingesta de sodio. Además de ello, procura incluir una cantidad equilibrada de frutas, verduras, legumbres y hortalizas. Te dejamos algunas ideas en nuestro artículo sobre cómo controlar la hipertensión con la dieta.

Como ves, y de manera general, debes seguir las indicaciones farmacológicas y un estilo de vida saludable para evitar las complicaciones asociadas con esta condición. Vivir con hipertensión arterial es un compromiso que debes asumir de por vida, ya que no existe cura para ella.

¿Qué otras cosas tener en cuenta para vivir con hipertensión arterial?

La American Heart Association recuerda a todos los hipertensos que es muy importante que conozcan los valores de referencia de la presión sanguínea. Presta atención a los siguientes valores:

  • Normal: sistólica igual o menor a 120 mmHg y diastólica igual o menor a 80 mmHg. Es decir: 120/80 mmHg.
  • Elevada: sistólica entre 120 y 129 mmHg y diastólica mayor a 80 mmHg.
  • Presión arterial alta en etapa 1: sistólica entre 130 y 139 mmHg y diastólica entre 80 y 89 mmHg.
  • Presión arterial alta en etapa 2: sistólica mayor a 140 mmHg y diastólica mayor a 90 mmHg.
  • Urgencia hipertensiva/emergencia hipertensiva: sistólica mayor a 180 mmHg y diastólica mayor a 120 mmHg.

Toda persona diagnosticada con hipertensión arterial debería tener un tensiómetro en su hogar. Así puede tener un control diario, semanal o mensual de estos valores; y recurrir a un especialista cuando desborden el referencial (en especial en el último caso, ya que pueden ser mortales). Te apuntamos otras cosas que debes tener en cuenta:

  • Usa tu teléfono móvil para llevar un control de los valores.
  • Programa alarmas como recordatorio para no olvidar tomar tus medicamentos.
  • Procura que quienes te rodean sepan que has sido diagnosticado con hipertensión.
  • Familiarízate con los síntomas de la hipertensión para actuar cuando se presenten (buscando asistencia médica).
  • Asegúrate de beber abundante líquido durante el día.
  • Considera unirte a un grupo de apoyo de personas con presión sanguínea elevada.
  • Prueba incluir el yoga entre tu plan de ejercicio semanal.

Si tienes en cuenta estos y otros consejos que ya hemos presentado, entonces podrás vivir con hipertensión sin que esto implique una reducción en la calidad de vida. Recuerda asistir a la consulta con el especialista de manera regular (entre una y dos veces al año) para valorar cuán efectivo está siendo el tratamiento farmacológico.

La entrada Vivir con hipertensión arterial se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *