Enfermedades comunes en la piel y cómo tratarlas

Enfermedades comunes en la piel y cómo tratarlas

No todas las enfermedades comunes de la piel revisten gravedad. Sin embargo, es importante identificar cuáles son sus síntomas, causas y tratamientos.
15 enfermedades comunes en la piel y cómo tratarlas

Entre las enfermedades más comunes de la piel se encuentran la psoriasis, el acné, el herpes y el vitíligo, entre otras. Algunas no generan mayor incomodidad. Otras, sin embargo, pueden afectar la calidad de vida de la persona.

En relación con el tratamiento, suele ser tópico. Aunque varía de acuerdo con el tipo y la causa. Al respecto, se pueden utilizar cremas o ungüentos. También aplican algunos remedios caseros y cuidados en el hogar.

¿Qué son las enfermedades de la piel?

Para comenzar, es importante destacar que las enfermedades comunes de la piel se diferencian de los síntomas y de las lesiones cutáneas. Las primeras constituyen un conjunto de afecciones de origen muy diverso: infecciones bacterianas o virales, o por hongos, parásitos, incluso factores hereditarios.

Por otra parte, hay patologías como el lupus eritematoso sistémico, que puede afectar diversos órganos (riñones, cerebro), así como articulaciones. Lo mismo aplica para las reacciones alérgicas, que pueden ser debidas al consumo de algún medicamento, a una picadura de insecto o incluso una picadura de araña.

Enfermedades comunes de la piel

A continuación, vamos a conocer las enfermedades más comunes de la piel, junto con sus síntomas, causas y factores que contribuyen con su aparición o agravamiento.

Vitíligo

El vitíligo es causado por la pérdida de unas células (melanocitos), que son las que producen el pigmento de la piel (melanina). Aunque puede afectar a cualquier persona, es más notorio en aquellas de piel oscura. La causa es desconocida. Se piensa que puede haber una combinación de factores genéticos y ambientales.

No es contagiosa ni grave. Sin embargo, quienes lo padecen pueden sentirse afectados en el aspecto emocional.

Por otra parte, en algunos estudios se advierte de posible riesgo aumentado de cáncer de piel no melanoma (NMSC, según sus siglas en inglés) en pacientes con vitíligo. Con mayor predominio entre los caucásicos.

Acné

El acné es una de las enfermedades más comunes de la piel. Es frecuente entre personas de 14 a 18 años. Se caracteriza por la presencia de folículos inflamados, obstruidos con sebo, células muertas y bacterias.

Los granos aparecen en la cara, el cuello, los hombros, la espalda, e incluso los brazos. Hay diversos factores genéticos, ambientales y personales que determinan su gravedad. Y si bien suele remitir con el paso del tiempo, también aparece el acné en adultos.

Adolescente con acné.
El acné es típico de la adolescencia y de la juventud. Con el paso del tiempo tiende a desaparecer en la mayoría de las personas.

Herpes

Esta enfermedad se debe a una infección causada por el virus herpes simple o VHS. Hay de varios tipos:

  • Herpes labial o bucal, que produce llagas en la boca.
  • Herpes genital, que es de transmisión sexual y puede afectar, además de los órganos sexuales, el ano o el área alrededor.

En ambos casos se presentan lesiones caracterizadas por una ampolla roja que arde o duele. La misma supura luego un líquido amarillo, antes de formar una costra. Puede reaparecer en respuesta a situaciones de estrés.

Herpes zóster

Esta forma es causada por la reactivación del virus de la varicela zóster. Los síntomas más comunes del herpes zóster suelen ser similares a los otros herpes, con ardor, sensibilidad al tacto, ampollas llenas de líquido y costras.

Varicela

La varicela es causada por el virus antes mencionado. Sin embargo, se presenta con fiebre, malestar general, dolor de garganta y la erupción cutánea es más generalizada. Es muy contagiosa.

Impétigo

Una de las enfermedades más comunes de la piel es el impétigo. Es frecuente en los niños.

Tiene origen infeccioso y es causada por estafilococos (S. aureus o pyogenes). Hay de dos tipos: ampolloso y no ampolloso.

En el impétigo se presenta un sarpullido irritante alrededor de la boca, el mentón y la nariz, aunque también en otras zonas, como pecho, espalda y axilas. Las ampollas se llenan de líquido y revientan, formando costras.

Dermatitis de contacto

Esta dermatitis es de origen alérgico. Se produce cuando la persona entra en contacto con una sustancia (alérgeno) que desencadena una reacción. Causa comezón, enrojecimiento, resequedad y descamación.

Eccema

Otra de las enfermedades comunes de la piel es la dermatitis atópica. Este tipo de eccema se hace recurrente en personas con piel ya sensibilizada o en quienes tienen antecedentes familiares o personales de alergias, incluyendo intolerancia a los alimentos. Provoca enrojecimiento de la piel, comezón y suele exacerbarse en determinadas circunstancias o ante determinados agentes.

Psoriasis

La psoriasis se debe a una acumulación de células cutáneas muertas, pues el ciclo de vida de estas se acelera. El síntoma más frecuente son las descamaciones, que adquieren aspecto de parches blancos o plateados en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y otras partes del cuerpo. Esto puede presentarse con comezón.

Pie de atleta

De las diversas enfermedades comunes de la piel, el pie de atleta se caracteriza por comenzar y desarrollarse en una zona particular: el espacio entre los dedos de los pies. Está causada por unos hongos conocidos como dermatofitos, que son los mismos que originan la tiña.

Sus síntomas son los siguientes:

  • Erupciones.
  • Ardor.
  • Enrojecimiento.
  • Descamación.

Es sumamente contagiosa al tener contacto directo con la persona infectada o utilizar algún objeto personal, como toallas, zapatos o chanclas. Asimismo, usar calcetines o zapatos húmedos o ajustados, y andar descalzo en sitios públicos, favorece su aparición.

Celulitis (infección)

La infección cutánea bacteriana conocida como celulitis es una condición diferente a la alteración del tejido adiposo del mismo nombre, que solo afecta desde el punto de vista estético. Por el contrario, esta celulitis es un asunto de cuidado, que requiere atención médica inmediata.

La misma es causada por bacterias u hongos que infectan la piel, ingresando a través de heridas abiertas. Por lo general, se manifiesta con sarpullidos, enrojecimiento de la piel, inflamación, sensibilidad, dolor, sensación de calor y fiebre.

Queratosis actínica

La queratosis actínica es una de las causas más frecuentes de consulta en dermatología, lo que nos da a entender que se encuentra entre las enfermedades comunes de la piel. Se caracteriza por ser una mancha áspera y escamosa con aspecto de parche grueso.

Puede medir cerca de 2 centímetros o menos. Aparece principalmente en zonas del cuerpo fotoexpuestas con frecuencia. Se consideran lesiones precancerosas.

Quistes epidermoides

Estos quistes son pequeños bultos llenos de queratina que crecen debajo de la piel. En ocasiones tienen el aspecto de un forúnculo, aunque sin pus.

Pueden aparecer en el cuero cabelludo, la cara y el cuello. Los más grandes son sensibles y duelen al presionarlos. No son precancerosos.

Sarna

La sarna o escabiosis es otra enfermedad común de la piel. Es causada por los ácaros llamados Sarcoptes scabiei. Produce mucha comezón. Es contagiosa, aunque su aparición está condicionada por la escasa higiene.

Cáncer de piel

El cáncer de piel se debe al crecimiento de células anómalas, provocado principalmente por la radiación ultravioleta. Por tanto, suele ser más frecuente en las áreas expuestas al sol (cara, brazos).

Entre los primeros síntomas visibles suelen estar los siguientes:

  • Manchas o lesiones oscuras, incluso en mucosas.
  • Lunares que sangran y aumentan de tamaño o se oscurecen.
  • Lesiones con borde irregular que pican o arden.

En su aparición y desarrollo interactúan factores ambientales y genéticos. Tener antecedentes familiares aumenta el riesgo de padecerlo. El más peligroso es el melanoma.

Melanoma es una enfermedad común de la piel.
El melanoma es una forma de cáncer de piel. Aunque su extirpación lo soluciona casi siempre, no es bueno dejarlo evolucionar.

Tratamiento de las enfermedades comunes de la piel

El tratamiento a seguir en estas enfermedades comunes de la piel depende del tipo, la causa e incluso la gravedad de la misma. Entre las opciones se tienen las siguientes:

  • Cirugía en el caso del cáncer, para retirar el tejido maligno.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Tópicos con cremas y ungüentos para mitigar síntomas como la comezón, en el caso de psoriasis, por ejemplo.
  • Corticoides y antiinflamatorios.
  • Retinoides.
  • Antimicóticos y antibióticos.
  • Antihistamínicos en las dermatitis de contacto.
  • Fototerapia.
  • Tratamientos estéticos para la despigmentación en el caso de vitíligo.

Cuidado y prevención de las enfermedades comunes de la piel

Además de los tratamientos recomendados por el médico, algunos remedios caseros pueden ayudar con el manejo de los síntomas. Siempre y cuando esto se haga bajo supervisión médica y que los mismos no se apliquen para sustituir la medicación convencional recetada.

Entre tales cuidados se incluyen los baños con manzanilla, avena u otros productos naturales; el uso de aloe vera de forma tópica; aplicar hielo local para reducir el ardor o la inflamación.

Si bien no todas las enfermedades comunes de la piel se pueden prevenir, es posible evitar la aparición de algunas tomando ciertas medidas, tales como una adecuada higiene, no tener contacto con sustancias que puedan irritarnos y evitar la excesiva exposición al sol.

La entrada Enfermedades comunes en la piel y cómo tratarlas se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *